Social Icons

sábado, 19 de marzo de 2011

A mi padre

A mi padre... Que aunque ciertos momentos y situaciones hayan resultado o resulten odiosas... Le quiero.
Le quiero, porque somos tan jodidamente iguales, que si no lo hiciera, no podría quererme a mí misma.
Le quiero, porque sé que desde su silencio nos quiere y nos adora.
Le quiero, porque sé que en silencio se preocupa y siente miedos por nosotros.
Le quiero, porque sé que siempre ha luchado por darnos lo mejor, y lo hemos tenido.
Le quiero, aunque me cueste reconocérselo y decírselo, es un buen padre.
Le quiero, aunque no sepa mostrar su cariño, sus actos lo demuestran.
Le quiero, aunque a veces me molesten sus palabras.
Le quiero, aunque a veces le pierdan las formas.
Le quiero, simplemente porque mentiría si dijese que no.
Le quiero, simplemente porque después de casi 5 años, aprendió a respetar lo que yo quería.
Le quiero, simplemente porque después de todo, no era fácil admitir que había echado a volar.
Le quiero, simplemente porque después de todo, he sentido que me comprendía.
Le quiero, porque gracias a su disciplina, he aprendido a ser lo que soy.
Le quiero, porque gracias a su trabajo y esfuerzo, he aprendido a valorar lo que tengo, a no desear más de lo que puedo llegar a tener y no ansiar lo deseo.
Le quiero, porque gracias a su forma de ser, he aprendido a respetar maneras de pensar que no comparto.
Le quiero, porque gracias a su sentido del humor, he aprendido el arte de la ironía, y ya es para mí una forma de vida.
Le quiero... Hoy, mañana y siempre, porque sí, porque aunque pueda odiarle, simplemente le adoro y porque gracias a él, me enorgullezco de cómo soy, de mi familia, y mis amistades, mis verdaderas amistades.

Sara Casas
18/19.03.2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario