Social Icons

lunes, 22 de octubre de 2012

De horchatas e imperdibles.

Hacía mil que no me tomaba una horchata... Fueron buenas compañeras de una charraeta mientras caía la noche a pesar de que no pudieron ser 'mixtas'.
A decir verdad temí porque a los niños que jugaban con la pelota en el parque. Pero después de algún susto todo fue bien :).

Recordé que nunca pude escuchar en voz de mi abuela parte de su vida, de sus recuerdos. Y pasé ese trance entre la nostalgia y la ternura por aquella que, con más espíritu que ya quisiéramos  muchos jóvenes, recordaba parte de la suya.

Estuvo muy bien, a pesar de las circunstancias.
Creo que soy incapaz de expresar con palabras la gratitud que siento por ese viernes.
De allí saqué que ni los rojos fueron tan buenos, ni que los PePeros son tan de derechas...

Y como el viernes pasó demasiado deprisa, el sábado tocó aporrear la masa de una "coca de verduras", casi con puntuaciones tipo 'Ven a Cenar Conmigo' (Toma mensaje subliminal xD)... Y pringarse las manos dandole forma a unos panillets, pasando por el "Mírame o te pego dos hostias" haciendo una foto jajaja

Del sábado me quedo con mi capacidad de ser mujer perchero. Y con la convincción de que un imperdible no se puede perder, y que si se pierde es un perdible (Y un cabrón también, dicho sea de paso...)
Descubrí que al pasado hay que cogerlo por los cuernos, enfrentarse a él para bien o para mal y con determinación.

Del viaje en general y de forma particular saqué demasiadas preguntas, algunas respuestas y otras planteaciones para misma...
También confirmé eso de que la familia no siempre es la de sangre. Y de que hay momentos, recuerdos, miradas, sonrisas... Que te llenan tanto de vida como si fueran la primera vez que se sienten.


Gracias, millones de gracias a todos;

No hay comentarios:

Publicar un comentario