Social Icons

lunes, 10 de diciembre de 2012

MicroCuento: Letargo

Estuvo dos días sin apenas salir de casa pero también casi sin aparecer en ella, sumergida en un prolongado letargo. Cuando comenzó una nueva semana en la que todo estaba igual y lo único que había cambiado era un terrible dolor de espalda a causa de las malas posturas al leer o ver la televisión.
El silencio estaba relativamente roto y cada día ansiaba más el momento de entregarle la obra y comprobar si había todo merecido la pena.
Tomó una botella de vino de la bodega, preparó dos copas, cogió el teléfono y le llamó:
-Cariño, tengo el vino voy para allá.

#MicroCuento que no cabe en 140 caracteres

No hay comentarios:

Publicar un comentario