Social Icons

miércoles, 9 de enero de 2013

Esperas

A veces, una empieza a cansarse de esperar... Una llamada, un mensaje, algo de afecto, comprensión, ilusión, estabilidad, trabajo...
Lo peor es reconocer que se está obligado a esperar, cuando por más que intentes acelerar el tiempo, las manetas del reloj no corran más deprisa y por consiguiente los días pasen siguiendo su propio curso, lentos, incansables, imperturbables, con tal parsimonia que te desesperan.

Entonces te cansas de las obligaciones, de las posibilidades para saltartelas. Y te cansas de la distancia, de las barreras, de la crisis mundial y sobretodo de la crisis personal en la que te encuentras anclada desde hace tiempo debido a tanta espera y otras cosas más...

Y concluyes, que quizás sea ya tiempo de acabar etapas, de avanzar en ellas y empezar otras. Y como no, te topas de nuevo al principio de todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario