Social Icons

jueves, 3 de enero de 2013

MicroCuento: Delirios

Luxa la miraba tras el cristal, fuera debía de haber unos 2º. Aún así se abrigó y salió al tiempo en que le daba un ataque de tos, hecho que no frenó en absoluto a Luxa, quien se subió encima besandole la cara.
-Yo también te quiero...
Pasó toda la tarde envuelta en una manta, con los sueños y delirios propios de un estado febril. Cuando se despertó había anochecido y se obligó a levantarse. Se preparó un zumo de naranja y rezó porque el termómetro hubiera decidido bajar sus décimas mientras en su mente sobrevolaba la idea de que para todo y para todos, nunca nada era suficiente.

#MicroCuento que no cabe en 140 caracteres

No hay comentarios:

Publicar un comentario