Social Icons

miércoles, 23 de octubre de 2013

Los besos no se gastan, Raquel Martos

La autora: periodista, humorista, creativa, guionista y escritora. Es licenciada en Ciencias de la Información. Entre otros programas, ha colaborado en el guion de 'El club de la comedia', y ha sido guionista y colaboradora del espacio radiofónico que se mantuvo más de cinco años en antena 'No somos nadie'.
En su andadura radiofónica, estuvo al frente como directora y presentadora de distintos espacios de Onda Cero como 'Buenas tardes Madrid' o 'Protagonistas Madrid el sábado'. Para la misma emisora ha trabajado como creativa publicitaria y locutora, así como redactora y productora de 'Protagonistas' de Luis del Olmo, 'La rosa de los vientos', 'Te voy a dar la tarde' o 'La salud en Onda Cero'.
Desde el estreno de 'El Hormiguero' (galardonado en 2009 con La Rosa D'Or al mejor programa de entretenimiento), Martos se ha convertido en la responsable de la sección titulada 'Se va a liar parda', donde realiza su particular repaso, irónico y humorístico, de las diferencias entre hombres y mujeres.
Por otra parte, Raquel Martos también se ha adentrado en la escritura de teatro, colaborando en el guion de las obras Cinco mujeres punto com y Entre fuerte y flojo. Además, es coautora de los libros No somos nadie (2003), No somos nadie 2 (2005) y más recientemente, junto a Laura Llopis (otra de las guionistas de El Hormiguero), La chica que se quería quemar a lo bonzo... porque él no tapaba el champú (2010).
Los besos no se gastan (2012), No pasa nada y si pasa se le saluda (2013).

Sitio web oficial: http://mobile.twitter.com/raquelmartos

La sipnosis: Esta historia, que no es de princesas, comienza en aquella España setentera con dos cadenas de televisión, casi siempre en blanco y negro. Esa época en la que para vivir una aventura sólo había que bajar a la calle con el bocadillo. En aquel tiempo tan lejano y no siempre tan feliz, Lucía, con el pelo a trasquilones, y Eva, a la que le encanta comerse crudas las judías verdes, tienen siete años y están forjando una amistad inquebrantable.Más de treinta años después, Lucía es una implacable directora de recursos humanos que no sabe enamorarse. Eva, al borde de los cuarenta, es una actriz retirada que está hechizada por su hija Lola y atrapada en un matrimonio roto. Lucía no puede imaginar que Eva le va a pedir el favor más importante de su vida.

Mi opinión: Llevaba tiempo queriendo leerlo porque Raquel Martos siempre me ha llamado la atención como humorista...

Y he de decir que este tipo de narrativa que yo cariñosamente denomino 'Mis lecturas moñas' me encantan. Además, la forma en que está enfocado el argumento, escrito entre recuerdos y tiempo presente, me ha terminado de encantar.
Es una narrativa fresca, ligera, muy de 'andar por casa', el lenguaje coloquial hace que su lectura sea rápida y eso me encanta.

Me he reido y emocionado con Eva y Lucía (Especialmente) a partes iguales. He sentido y me he creido cada una de las palabras que componen 'Los besos no se gastan' y también me ha sido muy fácil eso que siempre comento de "proyectar una película mental"

Lo he devorado y disfrutado en menos de 24h, así que como cabe esperar, lo recomiendo 100%.

Me he guardado unas cuantas "citas". Si quieres leerlas y que te pique el gusanillo. Pasa por AQUÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario