Social Icons

domingo, 22 de diciembre de 2013

MicroCuento: Jaula emocional

La voz al otro lado de la línea le reconfortó hasta sentirse libre dentro de aquella especie de jaula emocional. Después abrió las puertas y se quedó allí, con la mirada perdida. Luxa se acercó, le olfateó el pelo y soltó un sonoro bufido en la cara.
Como si hubiese sido un soplo de aire nuevo, se puso las deportivas y salieron a correr. La niebla enseguida le caló en los huesos aunque 15 minutos después dejó de notarlo. Dejó de notar las punzadas del miedo, el engaño, el rencor y acabó hasta por deshechar cualquier tipo de amor.

#MicroCuento

No hay comentarios:

Publicar un comentario