Social Icons

lunes, 21 de abril de 2014

MicroCuento: Cuarenta de mayo

Había refrescado, escuchó mentalmente las palabras del refrán popular "Hasta el cuarenta de mayo, no te quites el sayo". Encendió la chimenea, preparó una tabla de patés y quesos vegetales para la comida, una botella de su mejor reserva de la bodega y de la biblioteca, el último libro que había empezado a leer la noche anterior.
El olor del fuego se mezcló con el del vino mientras pasaba las hojas del libro con una mano, Luxa miraba la tabla de patés y queso al tiempo en que se tumbaba entre la chimenea y su compañera, ella también estaba notando ese frío que se había instaurado como de repente calándole los huesos a su cabezota humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario