Social Icons

miércoles, 25 de junio de 2014

No pasa nada y si pasa, se le saluda, Raquel Martos

La autora: periodista, humorista, creativa, guionista y escritora. Es licenciada en Ciencias de la Información. Entre otros programas, ha colaborado en el guion de 'El club de la comedia', y ha sido guionista y colaboradora del espacio radiofónico que se mantuvo más de cinco años en antena 'No somos nadie'.
En su andadura radiofónica, estuvo al frente como directora y presentadora de distintos espacios de Onda Cero como 'Buenas tardes Madrid' o 'Protagonistas Madrid el sábado'. Para la misma emisora ha trabajado como creativa publicitaria y locutora, así como redactora y productora de 'Protagonistas' de Luis del Olmo, 'La rosa de los vientos', 'Te voy a dar la tarde' o 'La salud en Onda Cero'.
Desde el estreno de 'El Hormiguero' (galardonado en 2009 con La Rosa D'Or al mejor programa de entretenimiento), Martos se ha convertido en la responsable de la sección titulada 'Se va a liar parda', donde realiza su particular repaso, irónico y humorístico, de las diferencias entre hombres y mujeres.
Por otra parte, Raquel Martos también se ha adentrado en la escritura de teatro, colaborando en el guion de las obras Cinco mujeres punto com y Entre fuerte y flojo. Además, es coautora de los libros No somos nadie (2003), No somos nadie 2 (2005) y más recientemente, junto a Laura Llopis (otra de las guionistas de El Hormiguero), La chica que se quería quemar a lo bonzo... porque él no tapaba el champú (2010).
Los besos no se gastan (2012), No pasa nada y si pasa se le saluda (2013).

Sitio web oficial: http://mobile.twitter.com/raquelmartos

La sipnosis: Inteligencia, desenfado y sensibilidad son los tres pilares sobre los que se asienta esta obra, a medio camino entre la novela y el monólogo, en la que la autora comparte con el lector, conuna actitud muy poco políticamente correcta, sus reflexiones, comentarios y reacciones a una realidad en la que, no nos queda otra, tenemos que resistir como podamos... Mordaz, irónica, muy aguda y también sorprendentemente tierna, Raquel Martos nos demuestra cómo se puede pasar de sufrir a disfrutar, de la resignación a la indignación, del odio al amor y viceversa sin las etapas intermedias.

Mi opinión: Bueno, no está nada mal, de hecho, está bien pero claro, si lo comparo con todo lo que me emocionó 'Los besos no se gastan' se me queda en eso.


A ver, la idea es muy buena: elementos muy actuales como la crisis, suicidios de desauciado y demás. La narrativa es cojonuda, la lectura es rápida, es coloquial y eso lo hace muy cercano, la protagonista principal tiene mucha miga que sacar, conflictos internos laborales, de amor, familiares.
Incluso dentro de los protagonistas secundarios, ((Atención pequeñísimo spoiler)) nos cuenta cómo un amigo después de toda la vida 'queriendo ser hetero' resulta ser gay.

Dentro de esos temas, hay varias 'citas', varias frases, y dialogos muy buenos y es lo que ha enriquecido el libro.
El final es predecible, pero es lo que esperaba desde los primeros capítulos, aunque tal y como es el resto del libro eché en falta un poco más de garra por parte de Clara.


Me ha gustado bastante, pero si te leiste 'los besos no se gastan' puede que te sepa a poco.


Me he guardado varias citas, si quieres leerlas pasate por AQUÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario