Social Icons

miércoles, 13 de junio de 2018

Quiéreme siempre, Nuria Gago

Recomendación exprés de Quiéreme siempre, Nuria Gago

La sipnosis: A Lu, que lleva dos años en París, le han roto el corazón por tercera vez y decide volver a Barcelona para aclarar sus ideas.
Su madre le busca un trabajo de cuidadora sin consultarle y cuando la recoge en el aeropuerto, la lleva directamente a casa de Marina: ochenta y seis años, viuda y pendiente siempre de su hermana María, enferma de alzhéimer. Lo que empieza siendo una convivencia forzosa se convierte para las dos en un pequeño oasis en el que recuperarán la alegría y el control de sus vidas.
Quiéreme siempre habla sobre la importancia de ayudarnos los unos a los otros, sobre la soledad de nuestros mayores, sobre cómo la música puede abrir puertas que ya nadie encuentra y, sobre todo, de cómo el humor, el amor y la valentía de mirar hacia adentro pueden salvarnos.


Mi opinión: Bueno, decir que en cuanto supe de él, por la sipnosis quise tenerlo en mis manos y leerlo, lo compré en preventa junto con otro libro y ¡oh! Sorpresa, tardo mil años en llegar.
Aunque quizás me esperaba otra cosa, creo que me esperaba algo más de yayos y de Alzheimer, me ha gustado en general muy mucho y me lo he leído casi casi de un tirón. El formato en plan diario con algún diálogo, me ha resultado muy ágil de leer.

Me ha gustado la evolución de Lu de pensar que iba a ser una limpia culos, a establecer una relación empática y afectiva con Marina, María y el resto de personajes "dependientes" que aparecen a lo largo de la historia. 
Es una evolución necesaria. Y con la cuál puedo sentirme de un mdo identificada porque yo, cuando decidí aventurarme en esto de la gerontología, me esperaba algo parecido y luego ha resultado ser la mejor decisión que pude haber tomado en mucho tiempo.

El caos anímico que sufre Lu y cómo lo va llevando es interesante desde el punto de las relaciones afectivas. La relación con sus padres, con Marina, Rita, María, Agathe, Sandra, Paul, Santi, ect... E incluso el intentar entender esa no relación con su madre.

Me ha gustado la "libertad femenina" y el empoderamiento de las mujeres mayores activas porque pueden y porque quieren. Porque sí.


Que por si Nuria se dejaba algo en el tintero, Lu se llega a plantear qué sentirá y cómo sentirá una persona de su edad con parálisis cerebral. 

Quizás he echado en falta, como he dicho por ahí arriba, más profundización de recuerdos entre Marina y María. Pero supongo que no puedo culpar a la autora de mis ideas preconcebidas.

Aunque, como gerocultora, se me hacía raro que una auxiliar de ayuda a domicilio interna tenga esas libertades y confianzas con las que contaba Lu. Porque, desgraciadamente, no suele ser así.
Y luego, yo no sé en una residencia pequeña privada de estilo más familiar, pero a nosotros, como gerocultores, se nos prohíbe hablar con familiares y/o cuidadores de nuestros residentes. No solemos recibir llamadas o responder ciertas preguntas sobre comportamiento, salud, comidas ect, los remitimos al departamento médico o a supervisión pues para eso tenemos registros.
Ninguna visita puede estar en el centro, a no ser que tengan permiso porque la muerte del familiar es inminente, cuando el centro está cerrado. 

Muy buen aporte es incluir en el libro una terapia no farmacológica como lo es la música con enfermos de Alzheimer y otras demencias, aunque también están los muñecos-bebé, las terapias de reminiscencia e incluso la danza. Genial esa aportación en cuanto a establecer vínculos con pacientes "perdidos". Porque puedo dar fé, muchos, se encuentran aunque sea por unos minutos, lo cuál es magia para quiénes vivimos y convivimos con su deterioro físico y cognitivo.


Música que por cierto está a lo largo del libro también en el día a día de la propia Lu y que se puede utilizar también como comparación en cuanto a tiempo, melodía ect con el caos emocional con el que convive.

Pero bueno que me lío... El libro es entretenido, ágil y con diversos temas-tramas. Y no sigo desmenuzando porque al final esto va a ser un mega spoiler. Leedlo, no os dejará indiferentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario